5 películas animadas para ponerte a llorar en pleno vuelo parte 1

Sabemos que una de las partes más divertidas de viajar en avión es ver películas. La semana pasada les entregué una lista de cinco películas animadas para reír en todo el viaje, ahora les traigo lo contrario, tres películas animadas para llorar en las cinco o más horas que dura tu viaje, así que si deseas conocer este tipo de sentimiento, revisa alguna página de vuelos baratos para el puro placer de llorar mientras viajas.

  • Pie pequeño en busca del valle encantado

Esta película salió hace muchos, muchos años atrás y es una historia en la que te la pasarás llorando en la hora y poco que dura la trama. En esta cuentan cómo los dinosaurios se mueven por toda la Tierra en busca de un lugar mejor para vivir: con agua limpia y vegetación. El protagonista de esta historia es un pequeño dinosaurio denominado Cuello Largo, quien se dirige al gran valle con su mamá y sus abuelos, pero en el camino su madre muere y se separa de sus abuelos por un gran terremoto. Ahora Piecito debe continuar solo, ante el peligro de Diente Agudo, el responsable de la muerte de su mamá.

Después de ese accidente Piecito se siente muy triste y en verdad te sientes tú mal como él, llorar su pérdida y su tristeza y aunque en el camino se encuentra con otros dinosaurios y forman un grupo para llegar al Valle, la melancolía y soledad está impregnada en cada segundo de la historia.

  • El Rey León

Simba es el príncipe de la selva, su padre Mufasa es el León poderoso de todo el lugar pro Scar, el hermano, le tiene envidia por lo que, en una estampida, suelta las patas de su hermano para que éste muera aplastado por miles de linces. Esto es lo que sucede a los 20 minutos de inicio y después de eso, la película te deja un amargo dolor por el cómo murió Mufasa y cómo Simba debe huir presa de la culpa que siente por creer haber sido el responsable de la muerte de su padre. Después conoce a unos amigos que lo ayudan a salir de su depresión pero Simba no dejará de extrañar a su padre nunca por lo que ese dolor que siente el cachorro de león hasta su vida adulta será un acompañante de lágrimas durante toda tu travesía.

  • El Gigante de Hierro

Cuando Hogarth,  un niño de unos ocho años, descubre a un colosal robot dormido entre los pinos del bosque, inmediatamente se vuelven amigos íntimos, pero él no fue el único quién descubrió al gigante, por lo que un policía investiga el asunto con tal de ganarse el respeto de su jefe y poder crecer como investigador privado. Es cuando  Hogarth decide pedir ayuda de su amigo el mecánico, además de que necesita del metal porque es el alimento de su nuevo y enorme amigo. Hasta ahí la historia va bien pero esto cambia cuando el robot se siente amenazado y se despierta su verdadero yo, el motivo por el que fue enviado a la Tierra: para destruir a los humanos. La desesperación  de Hogarth es enorme al ver cómo su amigo es una máquina de matar en lugar del superhéroe que sus ojos veían y ese dolor reflejado en los ojos más el acto heroico del final  te lo llevarás en forma de lágrimas por todo el camino.